Programa Nacional de Supresión de Carpocapsa

Acerca del programa
Es un programa de sanidad vegetal del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA). Tiene como objetivo primordial la supresión de la plaga a fin de reducir el impacto socioeconómico provocado en la producción de fruta de pepita en la Región Patagónica, Nuevo Cuyo, Catamarca y La Rioja.
País Argentina
Inicio 31.12.1969
Clasificación Sanidad animal y vegetal
Dimensión SAN Disponibilidad
Sitio web http://www.senasa.gov.ar/contenido.php?to=n&in=1369&io=8383
Objetivos

Objetivos

  1. Reducir el impacto socioeconómico que la plaga provoca en la producción de fruta de pepita a través de la promoción una estrategia integral que facilite al productor su intervención en el control de la plaga.
  2. Determinar los niveles de incidencia y el status fitosanitario de Carpocapsa en las regiones productivas.
  3. Ejecutar las medidas cuarentenarias que se requieran.
  4. Promover la aplicación de técnicas apropiadas para el control de la plaga.

Componentes y/o productos

 

  • Monitoreo

Las acciones que involucra están relacionadas con el monitoreo a fin de estimar la incidencia de la plaga en cada zona.

  • Estrategias de control de la plaga

Se busca contar con una herramienta que colabore en la definición de estrategias adecuadas de control, erradicación de montes abandonados, promoción de medidas fitosanitarias como el control químico, biológico, cultural y técnica de confusión sexual.


Sistema de Mitigación de Riesgo (SMR) para Cydia pomonella para la exportación de peras y manzanas a Brasil.

Tiene por objetivo obtener manzanas, peras y membrillos con mínimo riesgo cuarentenario respecto de Carpocapsa (Cydia pomonella L.), como resultado de la aplicación oficialmente supervisada de las prácticas para el control de la plaga recomendadas por el Programa. El SMR incluye una serie de medidas integradas bajo un enfoque de sistema para el manejo del riesgo de Cydia pomonella. Las medidas para la mitigación del riesgo de la plaga que se implementan a fin de que las partidas de manzanas y peras con destino a Brasil presenten mínimo riesgo cuarentenario, se realizan a nivel de:

Establecimientos de producción (chacra o finca):

  1. Tratamientos fitosanitarios: Deben aplicarse para el control de Cydia pomonella; ello puede incluir tanto la aplicación de agroquímicos como la colocación de dispensers de feromonas para la Técnica de Confusión Sexual (TCS).
  2. Poda: Esta práctica es importante ya que a través de la misma se logra una mejor penetración de los agroquímicos, en caso de que se realicen tratamientos fitosanitarios.
  3. Raleo de frutos: La remoción de frutos cuando son pequeños permite eliminar los que puedan presentar daño.
  4. Registro: Todas las prácticas culturales y tratamientos fitosanitarios que se realizan deben registrarse en un cuaderno de campo.
  5. Monitoreo: En todos los predios destinados a exportación se realiza un muestreo de fruta previo a la cosecha a fin de determinar el nivel de daño de Cydia pomonella. Los resultados de este monitoreo se registran en un Reporte de Daño, el cual, luego de la cosecha, debe acompañar a la fruta que se destina al empaque. El monitoreo en cultivo debe presentar resultados satisfactorios para que la fruta pueda exportarse.
  6. Identificación de la fruta cosechada: La fruta cosechada debe ser identificada en los envases con información del productor. Asimismo, cada envío que se realiza desde el cultivo hacia el establecimiento de empaque debe ser acompañado por un documento (remito) con el detalle de la mercadería que se está transportando.

Establecimientos empaque:

Los establecimientos de empaque deben tener obligatoriamente un Responsable Técnico (Ingeniero Agrónomo) quien tiene la responsabilidad de:

  1. Controlar que los envases que provienen del campo estén identificados y arriben con el Reporte de Daño correspondiente.
  2. Verificar al ingreso del empaque (previo al procesamiento de la fruta) el daño de la fruta proveniente del campo. Esto lo realiza tomando una muestra representativa y efectuando una evaluación del daño que presenta la mercadería. Debe presentar resultados satisfactorios para que la fruta pueda exportarse.
  3. Registrar los ingresos de fruta que se van produciendo en el empaque.
  4. Un inspector oficial (Ingeniero Agrónomo) toma muestras en los empaques en el momento que se procesa la mercadería. Procede a cortar fruta con el objetivo de confirmar la ausencia de la plaga. Nuevamente en esta tercera instancia los resultados también deben ser satisfactorios para que la fruta pueda exportarse.
  5. Toda la fruta que se embala para exportar debe estar identificada con información del establecimiento de producción de donde proviene y del empaque donde fue procesada.

Certificación final (emisión del Certificado Fitosanitario):

  1. Verificación: Una vez que se presenta una partida para exportación, un inspector oficial verifica que la fruta a exportar cumple con todos los requisitos detallados anteriormente.
  2. Toma de muestra: El inspector oficial procede a la toma de muestra de la partida para su posterior análisis.
  3. Inspección y certificación de la partida: La muestra es inspeccionada por personal del SENASA, a través del corte de la fruta. En esta cuarta etapa de control y para que la partida pueda aprobarse para exportación, el resultado de la inspección también debe confirmar la ausencia de la plaga.
  4. Una vez que se han atravesado todos los pasos descritos, se procede a la emisión del Certificado Fitosanitario por parte de autoridades del SENASA.

Población objetivo

  1. Productores de frutas de pepita.
  2. Cadena de empaque.

Alcance

Otro

El área de intervención del Programa alcanza la Región Patagónica, Nuevo Cuyo y la incorporación de otras áreas productivas en las provincias de Catamarca y La Rioja.

Cobertura geográfica Urbano
Organismo responsable

Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria

Organismo ejecutor Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria