Políticas, planes y estrategias relacionados con SAN en Uruguay

  • Uruguay

    Plan Nacional de Respuesta al Cambio Climático

    Este documento entrega un diagnóstico sobre la vulnerabilidad del país frente al cambio climático, para luego establecer lineamientos estratégicos que permitan la adaptación y mitigación del fenómeno, así como indica los medios de gestión de estos lineamientos.

    Las áreas de acción en el marco de la adaptación se refieren a distintos sectores tales como los recursos hídricos, la energía, la biodiversidad, la producción y la calidad de vida, entre otros; mientras que en la mitigación planea la reducción de emisiones en los distintos sectores productivos.

  • Uruguay

    Estrategia de Fomento del Desarrollo de la Agricultura Regada en Uruguay

    La Estrategia de Fomento del Desarrollo de la Agricultura Regada en Uruguay forma parte del programa de Asistencia Técnica No Rembolsableque ha venido desarrollando el equipo técnico del Banco Mundial en Uruguay junto al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca en 2013-2014. El objetivo general de la Estrategia es “promover y crear las condiciones favorables para el desarrollo del riego, aprovechando las oportunidades de aumento de la competitividad del sector agropecuario nacional, garantizando el uso sostenible de los recursos naturales y una mayor adaptación a la variabilidad climática actual y a los cambios climáticos futuros”.

  • Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Perú, República Dominicana, Saint Kitts & Nevis, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay

    Acuerdo de París

    El Acuerdo de París, se establece dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Este consiste en un conjunto de medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) por medio de la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas a efectos del Calentamiento Global, su aplicación está pensada para el año 2020, año que finaliza la vigencia del protocolo de Kyoto.

    El acuerdo fue negociado durante la XXI Conferencia sobre Cambio Climático (COP 21) por los 195 países miembros. Adoptado el 12 de diciembre de 2015 y abierto para firma el 22 de abril de 2016. A la fecha se cumplió la condición para su entrada en vigor  (Artículo 21,1) al ser ratificado por más de 55 partes, las cuales superan el 55 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

  • Uruguay

    Estrategia Nacional para la Conservación y Uso Sostenible de la Diversidad Biológica del Uruguay 2016-2020

    La Estrategia Nacional de Biodiversidad (en adelante ENB) establece la política nacional para la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica, siendo el instrumento base para la gestión de los ecosistemas, especies y recursos genéticos, así como de los bienes y servicios que de ellos se derivan. 

    Esta Estrategia, que comprende el período 2016- 2020, ha sido diseñada como parte del cumplimiento de los compromisos que Uruguay ha asumido como Estado Parte de la Convención de Diversidad Biológica de las Naciones Unidas (CDB). Asimismo, responde a una necesidad específica del país en un contexto de expansión e intensificación del uso de los recursos naturales. Su punto de partida es la “Propuesta de Estrategia Nacional de Biodiversidad” elaborada en el año 1999, lo que fuera disparador para llevar adelante una serie importante de actividades vinculadas a la conservación y uso de la biodiversidad, así como para la obtención de financiación de proyectos a escala nacional y regional.

  • Uruguay

    Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización al Convenio sobre la Diversidad Biológica

    El Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización al Convenio sobre la Diversidad Biológica se adoptó el 29 de octubre de 2010 y entró en vigor el 12 de octubre de 2014.

    El Convenio sobre la Diversidad Biológica quedó listo para la firma el 5 de junio de 1992 en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (la “Cumbre de la Tierra”) y entró en vigor el 29 de diciembre de 1993. Este Convenio es el único instrumento internacional que aborda de manera exhaustiva la diversidad biológica. Los tres objetivos del Convenio son la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de recursos genéticos. Para dar mayor impulso al logro del tercer objetivo, en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (Johannesburgo, septiembre de 2002) se hizo un llamamiento para negociar, dentro del marco del Convenio, un régimen internacional que promoviera y salvaguardara la participación justa y equitativa en los beneficios derivados de la utilización de recursos genéticos.

    A través de este Protocolo se pretende reforzar el cumplimiento de las normas nacionales de acceso de los países proveedores de recursos genéticos mediante la exigencia de medidas de cumplimiento y seguimiento en los terceros países donde se utilicen dichos recursos genéticos.

    Todos los países se comprometen a tomar medidas que aseguren que los recursos genéticos utilizados dentro de su jurisdicción hayan sido accedidos de conformidad con el marco nacional del país proveedor, y de esta forma, se comprometen a luchar en su jurisdicción contra la biopiratería. Para ello, todos los países que forman parte del Protocolo deben establecer puntos de control bajo su jurisdicción, ante los que los usuarios de recursos genéticos deben aportar información sobre el acceso legal a dichos recursos, principalmente a través del certificado de cumplimiento.

  • Uruguay

    Política Nacional de Cambio Climático

    La Política Nacional de Cambio Climático debe contribuir al desarrollo sostenible del país, con una perspectiva global, de equidad y de derechos humanos, para procurar una sociedad más resiliente, menos vulnerable, con mayor capacidad de adaptación al cambio y a la variabilidad climática. Una sociedad más consciente y responsable que fomente una economía de bajas emisiones de carbono, a partir de procesos productivos y servicios sostenibles ambiental, social y económicamente, que incorporean conocimiento e innovación.

    Esta Política pretende además atender las obligaciones internacionales asumidas con la ratificación del Acuerdo de París.

    El documento se agrupa en cinco dimensiones en relación a la Política:

    1. Gobernanza
    2. Conocimiento 
    3. Social
    4. Ambiental
    5. Productiva

    Para cada una de las dimensiones se establecen líneas de acción con el objetivo de dar cumplimento a mediano, corto y largo plazo.

    La elaboración de este documento se realizó de forma participativa junto a distintos actores de diversos sectores y estuvo coordinada por el Sistema Nacional de Respuesta al Cambio Climático (SNRCC). La Política fue posteriormente adoptada por el Gabinete Nacional Ambiental en abril de 2017, y reglamentada por Decreto del Poder Ejecutivo N°310/017. 

  • Uruguay

    Estrategia Nacional de Biodiversidad

    La Estrategia Nacional de Biodiversidad (ENB) establece la política nacional para la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica, es el instrumento base para la gestión de los ecosistemas, especies y recursos genéticos, así como de los bienes y servicios que de ellos se derivan. La Estrategia Nacional de Biodiversidad 2016-2020 responde al cumplimiento de los compromisos asumidos por Uruguay, como Estado Parte de la Convención de Diversidad Biológica de las Naciones Unidas (CDB). Comprende 41 Metas Nacionales para la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica y 8 Ejes de Acción que responden a los objetivos del Convenio.

  • Uruguay

    Plan Nacional de Aguas

    El Plan Nacional de Aguas establece los lineamientos generales para la gestión integrada y sustentable del agua en todo el territorio. Sus objetivos están alineados con la Política Nacional de Aguas y establece líneas de acción para su concreción, a la vez que sienta las bases para la formulación de los planes regionales y locales.

    Fue aprobado por decreto del Poder Ejecutivo 205/017 del 31 de julio de 2017.

    El documento contiene un diagnóstico completo de la situación de los recursos hídricos, posibles escenarios a futuro, identificación de los aspectos críticos y líneas de acción que orientan 10 programas y 30 proyectos.

    Su elaboración es el resultado de un proceso iniciado en 2010 por la Dirección Nacional de Aguas (DINAGUA), del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) y contó con la participación de una gran cantidad de actores que intercambiaron y aportaron conocimientos y propuestas.

    De acuerdo a lo establecido en el decreto de aprobación, la Secretaría Nacional de ambiente, agua y cambio climático (SNAACC), en coordinación con el MVOTMA, dan seguimiento a este Plan. Asimismo, SNAAC, es la encargada de articular y coordinar (con las organizaciones e instituciones que integran el Sistema Nacional Ambiental) la ejecución de las políticas públicas asociadas a los proyectos y programas que resultan de la ejecución del Plan.

  • Uruguay

    Plan Ambiental Nacional para el Desarrollo Sostenible

    Se trata de un plan estratégico de mediano y largo plazo, flexible y adaptativo, que acompaña la dinámica de los cambios tecnológicos y sociales e incorpora visiones y acciones para promover políticas públicas ambientales en el proceso integral del desarrollo sostenible del país.

    El Plan se estructura en tres dimensiones:

    • Dimensión 1: Un ambiente sano para una buena calidad de vida.
    • Dimensión 2: Actividades económicas y productivas sostenibles.
    • Dimensión 3: Gestión y ciudadanía ambiental.

    El texto Plan Ambiental Nacional para el Desarrollo Sostenible se trabajó en el marco del Sistema Nacional Ambiental (SNA), posteriormente se realizó el proceso de discusión territorial del documento con la incorporación de los aportes que surgieron de los encuentros en territorio y fue puesto a consideración final de la Comisión Técnica Asesora para la Protección del Medio Ambiente (COTAMA) y revisado y aprobado por el Gabinete Nacional Ambiental (GNA) de Presidencia de la República.