Programa de Adaptación al Cambio Climático en el Sector Forestal

Acerca del programa

En Honduras la superficie de bosques equivale a un poco menos de la mitad del país, pero disminuye continuamente. El uso no sostenible agrícola y ganadero, la obtención excesiva de leña, la tala descontrolada y los incendios forestales dan como resultado una degradación paulatina y la destrucción de bosques. Se estima que al año se pierde 2% de la superficie boscosa del país.

Al mismo tiempo, el país es uno de los más afectados del mundo por el cambio climático. Honduras cuenta con precipitaciones, inundaciones y huracanes cada vez más violentos e irregulares, así como con prolongados períodos de sequía. Su topografía y sus suelos frágiles, poco fértiles y con riesgo de erosión ante un manejo inadecuado, conllevan a una alta vulnerabilidad ante este tipo de desastres.

Por una parte, se han creado las condiciones marco para un manejo sostenible de los recursos naturales: la Ley Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre, el Programa Nacional Forestal (PRONAFOR, 2010-2030), la Estrategia Nacional de Cambio Climático (ENCC) y otras normas y reglas jurídicas vinculantes.

Por otro lado, las capacidades institucionales siguen siendo limitadas. Los actores a nivel descentralizado y local han comenzado el manejo sostenible del bosque y recursos naturales, como por ejemplo a través de la forestería comunitaria o el manejo de microcuencas. Sin embargo, las capacidades de las instituciones gubernamentales de apoyar a los actores locales tienen sus restricciones, y no solamente son de carácter financiero. Tanto las posibilidades de hacer cumplir las reglas, como sus capacidades de gestión son limitadas. De manera que todavía no se logra el manejo sostenible de los ecosistemas.

País Honduras
Inicio 2014
Término 2018
Clasificación Adaptación y mitigación al cambio climático, Manejo y conservación de recursos naturales
Dimensión SAN Estabilidad
Sitio web http://clifor.hn/
Objetivos
  • Mejorar la situación de la población local en los aspectos social, económico y ambiental ante los desafíos del cambio climático a través de la forestería comunitaria.
  • Promover la extensión de la forestería comunitaria con un enfoque de adaptación al cambio climático para reducir la vulnerabilidad de las comunidades ante sus efectos.
  • Generar sinergias con los esfuerzos del país contra la tala ilegal y mitigación de cambio climático, p.ej. en los procesos FLEGT y REDD+.
Metas
  • El área forestal manejada a través de la Forestería Comunitaria, para el cual el ICF y las comunidades han firmado al menos 30 nuevos contratos de manejo, crece por lo menos 550.000 ha más.
  • La tala ilegal en áreas de intervención del proyecto con forestería comunitaria está reducida a 0.
  • Incendios forestales ocurren máximo en el 3 % de las áreas de forestería comunitaria.
  • 80% de las mujeres en las comunidades atendidas manifiestan en el 2017 que se ha mejorado su situación alimentaria y económica.
  • En al menos 30 comunidades se han adoptado medidas de adaptación al cambio climático.
Componentes y/o productos

El Programa se organiza en 3 componentes técnicos: Forestería Comunitaria, Cambio Climático y Gestión de Conocimiento e Investigación Aplicada. En cada uno de estos componentes se han desarrollado conceptos y procedimientos que permiten a los equipos en las Regiones Forestales una implementación uniformada de las acciones del Programa.

Estos procesos han sido desarrollados para la asignación de áreas de forestería comunitaria a las comunidades locales y el manejo de los bosques, el manejo integral de fincas, la protección de microcuencas, medidas de adaptación al cambio climático y la investigación aplicada en las comunidades locales. Como eje transversal se ha desarrollado una estrategia de género que se aplica en todo tipo de medidas a nivel local.

Forestería comunitaria: El fundamento de la Forestería Comunitaria contempla tres ejes estratégicos: i) manejo integral del bosque, ii) desarrollo humano integral y iii) manejo integral de fincas.

Cambio climático: En el contexto de la forestería comunitaria la adaptación al cambio climático es relevante por dos razones: i) adaptación para el bosque y sus comunidades, con el fin de reducir los impactos negativos resultantes del cambio climático (y aprovechar nuevas oportunidades);  y ii) bosques para la adaptación, el cual, a través de la promoción de la conservación de suelos, agua y demás servicios ecosistémicos, puede apoyar la adaptación de otros sectores, incluyendo el sector agropecuario.

Gestión de conocimiento: Este componente busca reforzar las competencias de los actores principales del sector forestal en materia de implementación de políticas y estrategias forestales con el enfoque de la adaptación al cambio climático. El componente tiene como finalidad promover la gestión de conocimientos y la investigación aplicada con contrapartes, escuelas técnicas, universidades y centros de investigación del país, de Latinoamérica y Europa para reforzar las competencias de los actores principales del sector forestal en materia de forestería comunitaria, adaptación al cambio climático, biodiversidad, sistemas de producción agropecuaria sostenibles así como energías renovables a nivel local.

Población objetivo

Organizaciones comunitarias y municipales.

Alcance

Nacional

Cobertura geográfica Urbano y rural
Destinatarios

30 organizaciones comunitarias.

Organismo responsable

Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre

Organismo ejecutor Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre
Instituciones vinculadas Secretaría de Energía, Recursos Naturales, Ambiente y Minas
Secretaría de Agricultura y Ganadería
Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social
Vínculos a política nacional

Política nacional forestal, áreas protegidas y vida silvestre 2013-2022

Marco normativo
Fuentes de financiamiento
  • Recursos del gobierno nacional
  •  Cooperación Alemana (GIZ, GFA)