Políticas, planes y estrategias relacionados con SAN en Granada

  • Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Perú, República Dominicana, Saint Kitts & Nevis, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay

    Acuerdo de París

    El Acuerdo de París, se establece dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Este consiste en un conjunto de medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) por medio de la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas a efectos del Calentamiento Global, su aplicación está pensada para el año 2020, año que finaliza la vigencia del protocolo de Kyoto.

    El acuerdo fue negociado durante la XXI Conferencia sobre Cambio Climático (COP 21) por los 195 países miembros. Adoptado el 12 de diciembre de 2015 y abierto para firma el 22 de abril de 2016. A la fecha se cumplió la condición para su entrada en vigor  (Artículo 21,1) al ser ratificado por más de 55 partes, las cuales superan el 55 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

  • Barbados, Dominica, Granada, Guyana, Saint Kitts & Nevis, San Vicente y las Granadinas

    Agreement on port state measures to prevent, deter and eliminate illegal, unreported and unregulated fishing

    El Acuerdo de FAO sobre medidas del Estado rector del puerto para prevenir, desalentar y eliminar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (el Acuerdo) fue adoptado por la Conferencia de la FAO el 2009.

    Con el fin de tener pleno efecto y para ser aplicadas a nivel nacional, los requisitos del Acuerdo deben ser incorporados en la legislación nacional. Incluso antes de que el Acuerdo haya entrado en vigor, los Estados, incluidos los que no desean llegar a ser parte, podrían ejecutar las medidas del Estado del puerto que figuran en el Acuerdo.

    La adopción del Acuerdo trata de mejorar la conservación y ordenación de la pesca, para combatir la pesca INDNR y para reducir el volumen de producto INDNR que entra en los mercados nacionales e internacionales.


    La pesca INDNR es un problema importante en el rubro y representa una seria amenaza para la conservación y la gestión eficaz de muchas poblaciones de peces.

  • Granada

    Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización al Convenio sobre la Diversidad Biológica

    El Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de su utilización al Convenio sobre la Diversidad Biológica se adoptó el 29 de octubre de 2010 y entró en vigor el 12 de octubre de 2014.

    El Convenio sobre la Diversidad Biológica quedó listo para la firma el 5 de junio de 1992 en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (la “Cumbre de la Tierra”) y entró en vigor el 29 de diciembre de 1993. Este Convenio es el único instrumento internacional que aborda de manera exhaustiva la diversidad biológica. Los tres objetivos del Convenio son la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de recursos genéticos. Para dar mayor impulso al logro del tercer objetivo, en la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (Johannesburgo, septiembre de 2002) se hizo un llamamiento para negociar, dentro del marco del Convenio, un régimen internacional que promoviera y salvaguardara la participación justa y equitativa en los beneficios derivados de la utilización de recursos genéticos.

    A través de este Protocolo se pretende reforzar el cumplimiento de las normas nacionales de acceso de los países proveedores de recursos genéticos mediante la exigencia de medidas de cumplimiento y seguimiento en los terceros países donde se utilicen dichos recursos genéticos.

    Todos los países se comprometen a tomar medidas que aseguren que los recursos genéticos utilizados dentro de su jurisdicción hayan sido accedidos de conformidad con el marco nacional del país proveedor, y de esta forma, se comprometen a luchar en su jurisdicción contra la biopiratería. Para ello, todos los países que forman parte del Protocolo deben establecer puntos de control bajo su jurisdicción, ante los que los usuarios de recursos genéticos deben aportar información sobre el acceso legal a dichos recursos, principalmente a través del certificado de cumplimiento.

  • Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Granada, Guatemala

    Estatuto de la Agencia Internacional de Energías Renovables

    La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) es una organización intergubernamental que apoya a los países en su transición hacia la energía sostenible y sirve como plataforma principal para la cooperación internacional, un centro de excelencia y un repositorio de políticas, tecnología y recursos financieros en energía renovable. IRENA promueve la adopción generalizada y el uso sostenible de todas las formas de energía renovable, incluida la bioenergía, la energía geotérmica, hidroeléctrica, oceánica, solar y eólica en la búsqueda del desarrollo sostenible, el acceso a la energía, la seguridad energética, el crecimiento económico y la prosperidad bajos en carbono.

  • Granada

    National energy policy of Grenada

    La Política Energética Nacional de Granada es la guía y la hoja de ruta para el desarrollo de una Combinación Energética adecuada para el avance en la resolución de la pobreza energética que enfrenta Granada. Los principios, objetivos y estrategias de la política energética se definen mediante medidas que apuntan a obtener seguridad, independencia y eficiencia energética, que además sea energía verde, entre otras cuestiones energéticas inmediatas. El propósito de este enfoque es lograr reducir los impactos del uso de la energía en la salud ambiental. Dentro de este contexto, la política plantea una meta de 20% en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la quema de combustibles fósiles para el año 2020. El objetivo final de la Política Energética Nacional de Granada (GNEP) es garantizar el acceso y proporcionar fuentes de energía y servicios asequibles, equitativos, confiables, limpios y sostenibles para impulsar y asegurar el desarrollo nacional y mejorar la calidad de vida de todos sus ciudadanos.

  • Granada

    Draft National Water Policy

    La gestión racional de los recursos hídricos y la prestación de servicios de agua desempeñan un papel central en el funcionamiento de la economía. El Gobierno de Granada ha reconocido que el éxito continuo de la economía y el desarrollo social está siendo puesto en riesgo por los acuerdos existentes en el sector hídrico. Adicionalmente, se han identificado una serie de limitaciones nacionales que, si no se abordan de manera adecuada y oportuna, supondrán costos adicionales para la economía, afectarán la competitividad internacional del país y darán lugar a que no se aproveche todo su potencial económico y social.

     En este sentido, el Gobierno ha determinado que existe una necesidad urgente de adoptar una Política del agua que prevea medidas para superar las limitaciones. La Política del agua establece un marco para la gobernanza del sector hídrico y la asignación de deberes, responsabilidades y poderes, así como las funciones respectivas del sector público y privado. El marco también reconoce que el Gobierno ha adoptado una estrategia para facilitar la comercialización de los servicios a fin de mejorar la eficiencia y la eficacia de la prestación del servicio. Esto incluye la provisión y el rendimiento de los servicios hídricos.

  • Granada

    National Disaster Plan

    Esta versión del Plan Nacional de Desastres se consolidó como la principal herramienta de planificación para la temporada de huracanes del 2005. A partir de este y de las responsabilidades asignadas a partir de él, se diseñaron planes y procedimientos específicos. Los comités, sus responsabilidades y funciones presentados en este plan no son solo para la respuesta contra los ciclones tropicales, sino que también son aplicables a otros peligros naturales como terremotos, erupciones volcánicas, inundaciones y deslizamientos de tierra.

    Este esfuerzo de planificación de emergencia demuestra que la gestión de desastres y la respuesta a emergencias se logra a través de un proceso de planificación permanente que involucra a todas las partes interesadas.

     El Plan Nacional de Desastres (NPD) involucra la movilización de recursos humanos y materiales del país en la planificación, capacitación y gestión de los diversos aspectos de un desastre o emergencia mayor a fin de devolver al país a un estado de normalidad lo más rápido posible. Incluye: (a) el establecimiento de organizaciones nacionales y locales de gestión de desastres y sus estructuras, el papel y las funciones de los ministerios gubernamentales y los departamentos clave, los servicios públicos, los órganos estatutarios, las organizaciones no gubernamentales y otras organizaciones voluntarias. (b) la clasificación y catalogación de recursos en todos los niveles. (c) el rol y las funciones de todas las agencias antes, durante y después de un desastre. (d) la necesidad de una red de telecomunicaciones de emergencia. (e) la necesidad de la evaluación de la pérdida. (f) la coordinación entre los diversos comités dentro de la operación. (g) los mecanismos de socorro y rehabilitación después de un desastre.

  • Granada

    National Biodiversity Strategy and Action Plan 2016-2020

    Esta Estrategia Nacional de Biodiversidad de Granada y su Plan de Acción (NBSAP), corresponden a una revisión y actualización de los mismos de conformidad con las obligaciones del país en virtud del Convenio sobre la Diversidad Biológica. El Gobierno de Granada con la ayuda del Fondo para el Medio Ambiente Mundial / Global Environment Facility (GEF), a través del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) elaboró la NBSAP revisada de conformidad con el Artículo 6 de la Convención y con la orientación en la Decisión IX / 9 de la Conferencia de las Partes y las metas de Aichi del Convenio sobre la Diversidad Biológica. La NBSAP revisada está orientada a facilitar la integración de la conservación de la biodiversidad y su uso sostenible en la toma de decisiones nacional y la integración en todos los sectores de la economía y en el marco de formulación de políticas.

     Granada preparó y presentó su primera EPANB en el año 2000 a la luz de la Estrategia global sobre diversidad biológica hacia el 2010. La EPANB revisada se basa en el documento anterior y refleja las realidades socioeconómicas y ambientales actuales que enfrenta el país.

Filtrar la lista