Ley 18.450, Aprueba normas para el fomento de la inversión privada en obras de riego y drenaje

Información general

Promulgada en 1985, su objetivo es incrementar la superficie regada del país para mejorar el abastecimiento de agua de aquellas áreas regadas en forma deficitaria.

Esta ley faculta al Estado de Chile para financiar anualmente un Programa de Construcción de Obras Menores de Riego y Drenaje, el que mediante un sistema de Concursos Públicos bonifica un porcentaje del costo de su construcción, mandatando a la Comisión Nacional de Riego para que aplique, administre y difunda los beneficios de esta Ley.

País Chile
Tipo Leyes y decretos sectoriales no pertenecientes al marco jurídico e institucional de la SAN
Nombre común Ley Bono legal de riego
Fecha de publicación: 31.12.1999
Web http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=29855
Instituciones vinculadas Instituto de Desarrollo Agropecuario
Comisión Nacional de Riego
Objetivo o propósito

Bonificar el costo de estudios, construcción y rehabilitación de obras de riego o drenaje, así como de proyectos integrales de riego o drenaje que incorporan el concepto de uso multipropósito; inversiones en equipos y elementos de riego mecánico o de generación; y, en general, toda obra de puesta en riego u otros usos asociados directamente a las obras bonificadas, habilitación y conexión

Alcance

La bonificación del Estado se aplica de la siguiente manera:

  1. Los pequeños productores agrícolas a quienes la ley orgánica del Instituto de Desarrollo Agropecuario define como tales tendrán derecho a una bonificación máxima del 90%.
  2. Los postulantes de una superficie de riego hasta 40 hectáreas ponderadas pueden postular a una bonificación máxima de 80%.
  3. A los postulantes de una superficie de riego ponderada de más de 40 hectáreas se les aplica una bonificación máxima de 70%.

Hasta un dos por ciento de los recursos anuales disponibles para bonificaciones puede ser destinado a concursos de agricultores que superan las doscientas hectáreas ponderadas de superficie, debiendo la Comisión Nacional de Riego llamar a concursos especiales.

Pueden acogerse a la bonificación, individualmente o en forma colectiva, las personas naturales o jurídicas propietarias, usufructuarias, poseedoras inscritas o meras tenedoras en proceso de regularización de títulos de predios agrícolas, por las obras e inversiones que ejecutan en beneficio directo de los respectivos predios.

Pueden postular también a los beneficios los arrendatarios de predios agrícolas cuyos contratos de arrendamiento constan por escritura pública inscrita en el Conservador de Bienes Raíces correspondiente, que cuentan con la autorización previa y por escrito del propietario y cuyo plazo de duración no es inferior a cinco años, contado desde la fecha de apertura del concurso al que postulan.

Del mismo modo y bajo las mismas condiciones, pueden postular quienes han celebrado un contrato de arrendamiento con opción de compra o leasing, cursados por instituciones bancarias, compañías de seguros u otras, sujetas a la fiscalización de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras o a la de Valores y Seguros.

Asimismo, pueden acogerse las organizaciones de usuarios previstas en el Código de Aguas, incluidas las que han iniciado su proceso de constitución, reduciendo a escritura pública el acta en que se designa representante común, por las obras e inversiones que ejecutan en los sistemas de riego o de drenaje sometidos a su jurisdicción. Las comunidades no organizadas beneficiarias de una obra común bonificada, deben constituirse como organizaciones de usuarios conforme a la ley.

Se exceptúan de lo dispuesto anteriormente las entidades en que el Estado tiene aportes o participación, salvo si forman parte de una organización de usuarios o de una comunidad no organizada.