América Latina y el Caribe alcanza las metas internacionales del hambre

América Latina y el Caribe cumplió la meta 1C de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), al reducir su porcentaje de subalimentación a 5,5% en el presente trienio, desde 14,7% en el trienio 1990-92. Aunque se trata de un porcentaje considerable de personas, esta reducción significa que ALC redujo en más de la mitad la prevalencia de personas afectadas por el hambre. A nivel global, en tanto, el 10,9% de la población se encuentra subalimentada, prácticamente el doble que la cifra regional.

Según la última estimación de la FAO, actualmente 34,3 millones de personas padecen hambre en la región, lo que significa que más de 30 millones de personas dejaron de sufrir hambre desde el periodo en el que comienza a realizarse esta medición. A nivel global esta cifra alcanza las 794,6 millones de personas.

ALC es la única región en dar cumplimiento tanto a la meta establecida en los ODM y CMA.

Evolución del hambre en el Mundo y en América Latina y el Caribe

Fuente: FAO, 2015

Una mirada subregional permite dar cuenta de las diferencias al interior de la región

Si bien el resultado de América Latina y el Caribe en su conjunto es positivo, una mirada subregional permite dar cuenta de las diferencias al interior de la región. El mayor número de personas subalimentadas se encuentra en países de Sudamérica, aunque esta subregión ha logrado tanto la meta de los ODM como de la CMA, y su prevalencia de subalimentación se encuentra bajo el 5%, siendo la subregión que ha presentado el mayor grado de avance en ALC en esta materia, lo que explica en gran medida los resultados positivos de toda la región, considerando que la población total de la subregión equivale a dos tercios de la población de América Latina y el Caribe.

América Central ha presentado también una tendencia a la reducción del hambre, pero con una menor intensidad: reduciendo el hambre desde 12,6 millones en 1990-92 a 11,4 millones de personas en 2014-2016. Esto representa una caída en el porcentaje de personas afectadas por el hambre desde el 10,7% al 6,6% de la población en las mismas fechas. De todos modos, es importante tener en cuenta que en los últimos dos trienios la reducción del hambre en términos absolutos se ha estancado. Ello exigirá, sin dudas, de redoblar los esfuerzos en este ámbito en los próximos años.

El Caribe es la subregión más rezagada. Actualmente 7,5 millones de personas sufren hambre, un escaso avance desde 1990-92, cuando el hambre afectaba a 8,1 millones de caribeños. La proporción de personas afectadas se redujo sólo 7,2 puntos porcentuales, desde 27% en 1990-92 a 19,8% en 2014-16. Resulta importante destacar, de todos modos, la importancia que tiene la situación de Haití para la subregión. En efecto, el 75% de la población subalimentada del Caribe proviene de Haití, lo cual pone de manifiesto la urgencia de implementar acciones de carácter nacional, regional e internacional para enfrentar esta situación en el país. En ese sentido, buena parte de la agenda regional en esta materia tenderá sin duda a facilitar los mecanismos para que Haití se integre de forma más efectiva al proceso de erradicación del hambre, la malnutrición y la pobreza en América Latina y el Caribe.

Prevalencia (%) del hambre en América Latina y el Caribe

Fuente: FAO, 2015

17 países de ALC han dado cumplimiento a la meta del hambre de los ODM

Los países que han dado cumplimiento a la meta relativa al hambre establecida en los ODM son: Argentina, Barbados, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Guyana, México, Nicaragua, Panamá, Perú, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Uruguay y Venezuela. De ellos, nueve países han reducido los niveles de subalimentación bajo el 5%: Argentina, Barbados, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, México, Uruguay y la República Bolivariana de Venezuela. Adicionalmente, 11 países han dado cumplimiento a la CMA: Argentina, Brasil, Chile, Cuba, Guyana, Nicaragua, Perú, República Dominicana, San Vicente y las Granadinas, Uruguay y la República Bolivariana de Venezuela.

A pesar de los importantes avances observados, la región no puede sentirse conforme cuando aún 34,3 millones de personas padecen hambre. En este sentido, una mirada a nivel nacional puede ayudar a identificar las brechas al interior de la región, facilitando así la orientación de las acciones para consolidar los avances y erradicar el hambre en América Latina y el Caribe.

Evolución de la subalimentación entre los trienios 1990-92 y 2014-16

1990-92

2014-16

Fuente: FAO, 2015
*el tamaño de la esfera indica el número de personas subalimentadas